Ideario

Ante la crisis moral de la Nación, los ciudadanos peruanos de a pie, licenciados de las Fuerzas Armadas que luchamos por la Pacificación Nacional y cristianos que luchamos por la integridad de la familia ante la ola de acciones depravadoras que pretendieron valerse del Estado, venimos convocàndonos para comprometernos en el esfuerzo de unirnos para impulsar el CAMBIO RADICAL que requiere el País, para alcanzar el verdadero progreso integral del país. 

 

¿EN QUE SE FUNDAMENTA NUESTRA PRÁCTICA POLÍTICA?

 PRIMERO. 

Como mortales que somos, nos fundamentamos en la fe en Dios y los valores cristianos que tienen como hijas; la verdad, la libertad, la justicia y la igualdad ante las leyes de Dios y las leyes civiles que nos rigen. Ejemplo: 

“Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto EL JUICIO” Hebreos 9:27. Y como tal, debemos de actuar con sabiduría. 

 

SEGUNDO.

Como personas que hemos ofrendado nuestra juventud y vida a la Patria, en obediencia al llamado constitucional en los momentos más difíciles de su historia, cuando enfrentaba el País un conflicto no CONVENCIONAL que ponía entre la pared y la espada a los ciudadanos mal humildes en los lugares que fueron víctimas del terrorismo de 1980 a 1990. Ese es nuestro fundamento de lucha y lealtad a la patria, que las Instituciones armadas del Estado nos inculcaron a través de una férrea disciplina de patriotismo.

Los ciudadanos que hemos sido parte de esta historia negra, nos sentimos ofendidos ante la situación de nuestra Nación, plagado de tanta corrupción. Por eso le decimos a la Patria ¡Presente! para extirpar todo el mal desde la raíz sin dudas ni murmuraciones. 

 

TERCERO.

Creemos en la democracia como herramienta, para la organización, compromiso, practica y convivencia ciudadana, en la vida política de nuestra Nación, donde hay individuos como la minoría con sus derechos inalienables, como la vida, la libertad y la propiedad. A estos derechos, el Estado y la ciudadanía debe considerarlos, respetarlo y garantizarnos, con una sólida seguridad para convivir en armonía y en paz.
                                                                        ________________________